Vilnius en 1 día.

Como ya os conté en nuestro último gran viaje tuvo varias paraditas, después de Noruega fuimos a Lituania, concretamente a Vilnius, su capital, esta parada no estaba inicialmente planeada pero por tema presupuestarios decidimos hacer escala allí para que el billete a Islandia nos saliera mas rentable.

Aquí al pasar únicamente un día no alquilamos coche.

Vilnius o Vilna es una ciudad que se puede ver perfectísimamente andando, todo esta muy cerquita y tiene el Casco Histórico aglomerado de Iglesias y puntos de interés.

Os recomiendo que, como nosotros, cojáis un Uber hasta vuestro alojamiento, ya que fue muy muy barato al ser tres no llegó a tres euros por cabeza, lo que seguramente nos hubiera costado el autobus.

Os dejo aquí un Código descuento para que lo aprovechéis si es vuestra primera vez en Uber 😊 gnxhv5v2ue
Sigue leyendo

Londres en 3 dias.

Hace dos años comencé mi blog tras volver de mi primera experiencia en Londres, post con el que inicié este bonito proyecto. Hoy dos años después he vuelto a ir allí por la misma razón, pero a conocer distintos lugares, pero vuelvo a casa igual de contenta y con la misma sensación de haber aprovechado bien el viaje.

Os vengo a contar cual fue nuestro itinerario de dos dias por Londres, ya os advierto que no quisimos volver a ver lo mismo, por lo que no fuimos a ninguno de los lugares a los que fuimos la primera vez. 

Como ya sabréis fuimos por que la NFL trae varios partidos al años allí y mi chico es hiper fan y dada la buena primera experiencia que tuvimos decidimos volver.

Teniendo esto en cuenta, como eran solo tres dias, aunque uno técnicamente se pierde en el partido, debíamos organizar muy bien el tiempo para aprovechar nuestra visita al máximo y asi lo hicimos 🙂

Comienza la aventura:

Pequeña reseña sobre nuestro hotel.

Nuestro hotel estaba situado en el barrio de Notting Hill, concretamente era el New Linden Hotel.

El hotel muy moderno no era la verdad, solo un ascensor para cuatro plantas, y las llaves se debían de dar y pedir en recepción al entrar y al salir del lugar, y en el desayuno no había suficientes mesas para todos los huéspedes, por lo que si llegabas en “hora punta” te podía tocar esperar de pie.

La habitación no estaba mal para un fin de semana, pero para el precio que pagamos era bastante pésima, una cama grande pegada a la pared era algo incomoda y no había apenas espacio para moverse ya que te levantabas de la cama y estabas en la mesa. El armario bastante pequeño y por supuesto no había ni aire ni minibar.

El baño estaba bien la ducha lo mejor sin duda, aun así el lavabo demasiado pequeño hasta para una persona sola.

El desayuno muy básico, poca bollería, que si ya habéis leído algún que otro post sabréis que soy muy de dulces. A pesar de todo desayunamos decentemente los dos dias. Pero el problema de las pocas mesas y espacio fastidiaba un poquito.

Aunque este hotel no os lo termino de recomendar, recordar que si estáis buscando alojamiento, en este enlace os dejo un 10% de descuento en Booking 🙂

https://www.booking.com/s/34_6/d3814aa7

Y si sois mas de apartamentos os dejo en este otro 25€ para que empecéis a buscar un buen Airbnb 🙂

www.airbnb.es/c/veronicab7811

Primer dia

Llegamos sobre la hora de comer y teníamos muy claro que queríamos comer en un shake shack, un lugar de hamburguesas que amamos y mucho cuando fuimos a Nueva York y teníamos ganas de volver a probarlo.

Pusimos rumbo desde nuestro hotel andando hasta allí y vimos parte del itinerario que llevaba meticulosamente apuntado.

Comenzamos por visitar la parte norte de Hyde Park, concretamente fuimos a los Jardines Memorial de Diana. Caminamos hasta llegar a Marble Arch, un arco de mármol que hace esquina entre Hyde Park y Oxford Street y por el que durante años solo lo cruzaban nobles y reyes ya que formaba parte del Palacio Real, pero con el tiempo fue trasladado. 

Vimos todo Oxford Street entrando como la otra vez en todas las tiendas de deporte, tuvimos suerte de encontrarnos con un jugador firmando pero no era demasiado importante para nosotros y continuamos callejeando un poco hasta llegar a Carnaby Street y de ahí a Chinatown, donde cerca se hallaba nuestro restaurante elegido. ¡Spoiler! si habéis ido al de Londres y vais a ir a NY, cualquiera de Nueva York le da mil vueltas, estaba rico pero no tan rico. 

Decidimos ir andando después de comer y callejear por el Soho hasta una de las callejuelas mas coloridas de la ciudad que actualmente se esta poniendo muy de moda, el callejón Neal´s Yard. 

Como quería visitar lugares a los que la primera vez ni nos planteamos la posibilidad de ir, asique cogimos el metro para ir a ver el callejón de Warren News 

Warren News es un callejón de no mas de 50 metros que antiguamente servía como cuadras o alojamientos para el personal, era la parte trasera de grandes casas y que a dia de hoy mantienen sus fachadas y te trasporta a otra época. Actualmente se ha vuelto una zona un tanto codiciada. 

Volvimos a por el metro y fuimos a nuestro ultimo objetivo y destino del dia, Candem Town, sinceramente, no me gusto. Había demasiada gente para mi gusto,(como en todos lados) pero lo que hizo que no me gustara fue que si estaban las tiendas que todos hemos visto en fotos con los carteles y tal pero las tiendas estaban demasiado orientadas a los turistas, me esperaba tiendas originales y me encontré muchas tiendas de souvenirs mas que otra cosa y eso me decepciono un poco. 

No estuvimos mucho por que no nos parecía que mereciera mas la pena estar ahí, decidimos volver al hotel y cenar allí algo de picoteo que compramos en un super cercano.

*INCISO SOBRE EL TRASPORTE*

Podeis compraros la Oyster card que cuesta 5libras y es una tarjeta recargable que sirve tanto para el metro como para el autobús. Al igual que la tarjeta trasporte de Ámsterdam, podeis devolver la tarjeta cuando finalicéis el viaje o quedárosla ya que no caduca ni la tarjeta ni el saldo que tengáis. Nosotros la guardamos y aun teníamos 5 libras que nos vinieron de perlas. 

Segundo dia

El segundo dia lo empleamos en ir a Wembley donde se disputaba el encuentro todo os lo contaré muy pronto en un post de experiencias deportivas, estad atentos.

También encontré mi lugar favorito de todo Londres 🙂 si quereis saber cual fue podeis leerlo aquí. 🙂

Tercer dia

Nuestro ultimo dia teníamos mucho que hacer pero también muchas horas asi que solo rezabamos porque el tiempo nos acompañara para poder disfrutar un poquito mas de Londres.

Salimos del hotel sobre las 10:30 y pusimos rumbo a nuestro primer objetivo Notting Market, pero antes paramos en una iglesia ortodoxa griega que estaba a poco mas de 4 minutos de nuestro hotel, un desvio pequeño que nos podíamos permitir.

Una vez vista, pusimos rumbo a Notting Hill para ver las famosas casas pintadas de colores pastel, y su pequeño mercado instalado en una colorida calle. 

Después quisimos ir a Holland Park, un inmenso parque que te aísla del mundo, nos recordó a un pequeño Central Park silencioso y lleno de ardillas. La verdad es que uno se puede perder fácilmente, quisimos conocer este parque porque queríamos ver el Kioto Garden que se encuentra en su interior, y la verdad me gustó pero me esperaba otra cosa mas grande y espectacular, como lo que vimos en Bruselas por ejemplo. 

Desde allí cogimos un autobus hasta Alexander Hall, donde nos adentramos en otro parque durante un buen rato, vimos la estatua de Peter Pan y disfrutamos del paisaje. 

Volvimos a coger el bus para ir a Trafalgar Square, aunque es uno de los imprescindibles de Londres solo pudimos verlo de pasada la primera vez, asique fuimos a conocer esta famosa plaza. 

En uno de los laterales se encuentra una plaquita que explica al detalle la plaza y los edificios que se encuentran en ella, detalle que me gusto bastante. 

Comimos en el Planet Hollywood cerca de allí, yo nunca había ido a uno, teníamos hambre y pocas ganas de decidir, asique fuimos y comimos mac and chesse, yo en formato tradicional y mi chico en una hamburguesa, un rico postre y muuucho pan de ajo, que nos encanta. 

Volvimos de nuevo hacia Trafalgar para coger un nuevo autobus hacia la Catedral de St Paul, debido al tiempo limitado que teniamos no entramos. Dimos una vuelta y cruzamos el famoso Millenian Bridge para pedir un UBER desde allí ya que nos salia casi 40 libras mas barato que en el otro lado del puente. 

Una curiosidad del puente es que un artista ecologista local esta trasformando los sucios chicles que tiran al suelo en diminutas obras de arte, nosotros lo vimos pintando pero no supimos realmente que hacia hasta que poco despues nos fijamos en que le puente estaba lleno de chicles que habian sido pintados. Después de cruzar llegó nuestro UBER y nos fuimos al aeropuerto, fueron tres dias cortos pero bastante intentesos 🙂

Londres nos gusta mucho para este tipo de escapadas deportivas, tiene un monton de cosas para ver y hacer, pero también un montón de gente como todas las grandes ciudades. Yo os recomiendo ir un par de dias, pero no es un destino prioritario para nosotros salvo por la oferta deportiva que nos encanta. 

Donde alojarse: descuento del 10% en booking aquí ; 25€ en airbnb aquí.
Descuento de bienvenida en UBER con el codigo: gnxhv5v2ue 

Templo BAPS Shri Swaminarayan Mandir, en Londres

En nuestra última visita a Londres, con motivo también de un partido de futbol americano, quisimos aprovechar e ir a lugares que no habíamos visto anteriormente, en esta ocasión el dia del partido nos organizamos bastante mejor que la primera vez.

El partido se jugaba en Wembley como ya sabréis y hasta las 12 no abrían el recinto con el espectáculo, asi que con tiempo decidimos parar de camino al estadio a ver un lugar que me hacia especial ilusión conocer, un templo hindú.

Datos útiles:

Debeis de saber que el BAPS Shri Swaminarayan Mandir es el primer templo hindú de Europa, se construyó casualmente el año en que nacimos en 1995 y esta hecho por mas de 5000 toneladas de piedra caliza búlgara combinado con mármol italiano, todo se talló y diseño en la india para construirse finalmente en Londres.

La palabra Mandir, significa que el lugar esta hecho para la meditación y la oración. Yo nunca había visto un templo así y me llamaba mucho la atención, pero por respeto habíamos decidido que solo lo iríamos a ver por fuera y concienciados de ellos allí que fuimos.


Dirección: 105-119 Brentfield Rd, London.

A escasos 40 minutos andando del estadio de Wembley.


Nuestro viaje:

Cuando llegamos la verja estaba cerrada pIMG-20181016-WA0001ero nos permitía ver el templo, sin duda era una maravilla, y es que es una de las siete maravillas de Londres según el Time Out City Guides y con mucha razon.

Había una entrada a escasos metros la gente vestida con trajes significativos pasaban por allí nosotros ya os digo que no íbamos a entrar solo queríamos admirar el templo desde fuera, pero un guardia ultra amable nos invito a pasar al vernos cotillear entre las puertas.

Pasamos un arco de seguridad y en enseguida sin saber muy bien como habíamos entrado. Obviamente atrajimos todas las miradas porque destacábamos mucho y eso que no nos quitamos los abrigos, ya que debajo íbamos con las chillonas camisetas de futbol.

Nuevamente un señor amable nos dio un folleto en español, nos explicó un poco como funcionaba el templo, (de ahí los datos prácticos) nos pidió que nos quitáramos los zapatos en una salita aparte separados hombres y mujeres y con una sonrisa nos invito a conocer su lugar sagrado.

En el interior no se podía hacer fotos y en esta ocasión lo respetamos a rajatabla. El templo por dentro no era demasiado grande y solo subimos a ver el Inner Sanctum donde se colocan los santuarios de los distintos dioses hindús. No sabría explicaros bien la majestuosidad de esa sala o del templo en sí, es algo que hay que ver.

Las columnas los techos todo era realmente impresionante. En la planta inferior tenían un museo pero al no llevar monedas sueltas no entramos.

Al salir nos esperaba el primer guardia que nos habló para indicarnos que podíamos estar por allí todo el tiempo que quisiéramos y que podíamos hacer todas las fotos que quisiéramos al exterior, incluso se ofreció a sacarnos una a nosotros.

Aprovechamos para deslumbrarnos un poco mas con la belleza del lugar pese al dia gris.

Nos fuimos con un grandísimos sabor de boca, no solo por la belleza del templo tanto por fuera como por dentro, si no también por la amabilidad de todos y cada una de las personas con las que nos cruzamos durante la visita. Y por todo esto creo que sin duda este templo es mi lugar favorito de Londres 🙂

Os invito a que, siempre con respeto, vayáis a visitarlo y a empaparos de nuevas culturas y de buena energía, por que de verdad que salimos mucho mas felices.

Donde comí en Ámsterdam.

Como ya sabéis mi septiembre comenzó de la manera que mas me gusta, viajando y viendo a grandes amigos.

Un viaje en el que por supuesto comimos mucho y bien, y hoy os vengo a contar donde comimos como llevo haciendo todo el verano.

Al final os pondré el presupuesto que invertimos en estos dias que pasamos por Holanda para que os hagáis a la idea si teneis pensado ir. Tener en cuenta que solo cenamos fuera aprovechando que dormíamos en casa de mi amiga y nos hacia desayunos muy muy contundentes.

Sigue leyendo

Zaandam & Zaanse Schans, que ver cerca de Ámsterdam.

Como ya sabréis pasamos la primera semana de septiembre en Ámsterdam en casa de una amiga que vivía en Purmerend

Uno de los dias que mi amiga trabajaba decidimos ir a ver pueblecitos cercanos entre Ámsterdam y donde estábamos.

Primera parada Zaandam

La primera parada que hicimos fue Zaandam, lo habíamos visto el primer dia de pasada con el tren y había despertado en mi bastante curiosidad. El novio de mi amiga trabajaba justo allí asi que no había mejor guía.

IMG-20180908-WA0318Cuando llegamos a la estación lo primero y lo que mas impresiona de Zaandam es el hotel Inntel, cuya fachada esta decorada como si fueran varias casas individuales una encima de la otra. Es bastante original y pese a destacar no desentona con el entorno de casitas mas bajas.

Debo deciros que Zaandam es un lugar rápido para ver, al que no le dedicareis demasiado tiempo, pero que no esta mal parar justamente por eso, porque apenas se pierde tiempo y a mi personalmente el estilo de casitas de madera todas en tonos azules y verdes me encandiló bastante.

Paseamos por su calle principal en las que los comercios y casas mantienen el mismo estilo combinando sus colores, caminamos hasta el final para toparnos con un gran paso de cebra con los colores del arcoíris.

Desde allí nos desviamos a una plaza no muy lejos donde nos tomamos algo y charlamos durante bastante tiempo, al fin y al cabo las vacaciones son para disfrutar 🙂

Una vez decidimos movernos, vimos los últimos recovecos que este lugar nos podía ofrecer y cogimos un autobús dirección ¡Zaanse Schans!

Ya conté en el otro post sobre Ámsterdam que tarjeta trasporte elegimos nosotros para movernos por Ámsterdam, nosotros cogimos la Chipcard que es recargable sirve durante 5 años para toda Holanda, os digo esto porque algunas tarjetas transporte para turistas no llegan hasta estos pueblos por ser solo para Holanda, la nuestra al no ser para turistas si. Antes de comprar transporte mirar que os conviene mas y si no, al final ⇓ os dejaré una excursión programada para visitar estos lugares 🙂

Segunda parada Zaanse Schans

Zaanse Schans era un lugar que quería conocer desde que mi amiga me dijo que fuera a visitarla, y debo decir que pese a las expectativas que uno siempre se crea no me decepcionó en absoluto.

No me decepcionó básicamente porque fue bajarme del bus y llegar a mi uno de mis olores favoritos, CHOCOLATE, así que sabíamos que el día allí se nos daría bien. Algo que huele tan bien no puede estar mal. Olía así debido a una fabrica a escasos metros de donde el bus nos dejo.

Nuestro amigo nos abandonaba pero nos indicó como llegar y la verdad que el camino a los molinos no tiene perdida alguna. Básicamente desde la estación de tren o nuestra parada de autobús que estaban en el mismo sitio era una recta hasta un gran puente, no se tarda mas de 10 minutos andando.

Zaanse SchansCuando llegamos al puente la imagen es muy distinta según a que lado mires, ya que en uno veras la tipica estampa de postal, molinos enormes al lado del agua, pero si te giras la estampa era bastante fea, demasiado industrializada. Nosotros nos centramos en la parte bonita y allí que fuimos.

Lo primero que hicimos fue ver un poco toda la zona, según nos adentrábamos en los molinos había mas y mas gente.

Nosotros nos desviamos del camino para entrar en la fabrica de quesos (vaya otra cosa que no me gusta nada :3 ) de Henri Willing, que es bastante famoso en Ámsterdam por su cantidad de tiendas que puedes encontrar. A parte de la tienda, te contaban como con cariño se hacia su queso. Decidimos comprar unas galletas de sirope que nos habían recomendado, y estaban de muerte acierto total.

IMG-20180908-WA0276

IMG-20180908-WA0264Desde la fábrica de queso nos fuimos felices con nuestras galletas a seguir viendo los molinos y la zona. Caminamos entre la gente buscando un hueco idóneo para una buena instantánea. Hicimos mil.

Había varios molinos-museos a los que por un módico precio podías entrar y subir.

Volvimos de nuevo hacia la zona del queso parándonos con cada animal que veíamos, hasta que llegamos a la fabrica de zuecos, otra cosa tipica de allí, entramos a ver el museo y la verdad que había zuecos monísimos, hasta uno de diamantes!.

Al rededor del museo habían instalado zuecos para que la gente pudiera divertirse y sacarse fotos con ellos, y como no, nosotros nos los pusimos.

Hay un cuarto museo en Zaanse Schans pero a ese ya no decidimos entrar, decidimos caminar entre las calles y disfrutar del paisaje.

Acariciamos a un par de ovejas mas nos comimos las ultimas galletas y nos fuimos hacia Ámsterdam a pasar lo que nos quedaba de día.

En definitiva Zaanse Schans tiene un monton de factores que me encantan, el olor a chocolate, el queso y los dulces, los animales, unas casitas para perderse y sobre todo un paisaje espectacular. Sin duda uno de los lugares que mas me gustaron en este viaje, me divertí muchísimo y lo pase fenomenal.

Creo que sobra decir que es una visita obligada que debéis hacer 🙂

Nos faltaron pueblitos cercanos que visitar pero valió la pena parar en estos dos y disfrutar de una mañana super bien avenida, espero que si vais lo disfrutéis tanto como nosotros 🙂

Por si os animáis 🙂 os dejo actividades que podéis hacer: en Zaanse Schans

Y si lo que queréis es visitar estos dos pueblos y los que nosotros (por falta de tiempo) no pudimos os recomiendo esta excursión

Amsterdan en cuatro dias.

En el último viaje de este ajetreado verano hemos podido descubrir un nuevo país y reencontrarme con una buena amiga que tenia muchas ganas de visitar 🙂

Holanda es uno de los pocos países de Europa que nos quedaban por pisar, y teniendo invitación para ir que mejor oportunidad.

Asi que el último viaje de este verano tuvo como destino Ámsterdam 🙂

Ámsterdam es una ciudad super turística con mucha demanda, lo que hace que las aerolíneas inflen bastante sus precios. Nosotros llevamos un tiempo renegando muy mucho en la medida de lo posible a Ryanair, por lo que finalmente pagamos un poco mas por nuestros pasajes.

Si sois como nosotros os aconsejo que para este destino vayáis como nosotros en septiembre, o temporada baja, o comprarlo con mas antelación que nosotros, que fue de una semana.

Nos alojamos en Purmered, un pueblito con encanto a las afueras de Ámsterdam. Fuimos allí porque nos quedamos en casa de mi amiga y es allí donde ella vive.

Creo que es una buena opción alejarse un poco de Ámsterdam central incluso alojarse en uno de estos pueblitos a las afueras con el fin de ahorrarse un pico por el alojamiento, sobre todo si vais unos cuantos días.  La conexión era directa, tanto por tren como por autobús. También al aeropuerto, algo que me parece fundamental la verdad.

Nosotros como siempre nos movimos en transporte público, decidimos, por recomendación, comprar la tarjeta chipkaart. Es una tarjeta recargable que vale 7´5€ y tiene validez de hasta cinco años, permitiéndote viajar con ella por toda Holanda. Asi que ya la he guardado a buen recaudo por si volvemos a Holanda 🙂

La verdad que es transporte público, pese a bueno me pareció caro y tuvimos que recargar la tarjeta casi todos los dias.

Si consideráis que os conviene según vuestro itinerario sacaros la I Ámsterdam City Pass os dejo aquí el enlace para comprárosla antes de ir.

Sigue leyendo

Road Trip, norte de España.

Después de nuestro viaje a Moscú decidimos ser viajeros en nuestro propio país, porque viajamos buscando cosas nuevas y bellas y a veces, mucho de lo que buscamos lo podemos encontrar aquí.

En esta ocasión nos fuimos los mismos amigos de cuando viajamos en grupo 🙂

Decidimos hacer un Road Trip por del norte de España, una de las partes, para mí, mas bonitas de este país. Tras darle muchas vueltas, nos decantamos por centrarnos en ir al País Vasco y el país vasco francés.

Como ya sabéis nosotros hemos visitado el país vasco en otra corta ocasión, donde vimos Castro Urdiales y Bilbao.

Era nuestro primer viaje en carretera todos juntos y largo, y hoy os vengo a contar que hicimos, vimos y como nos fue para que os sirva de inspiración 🙂

Sigue leyendo