Dónde comí en Bilbao

Como ya sabéis pasé un fin de semana con mi madre por Bilbao y como es costumbre, siempre que me voy de viaje os traigo otro post contándos donde comí, obviamente no serán los mejores sitios pero es posible que os sirvan de referencia u os dan ideas de a qué restaurante ir o de cual pasar.

Intentaré como siempre enlazaros la página web de cada sitio en su encabezado por si os animáis a acudir a alguno de ellos. ¡Espero que os sirva y os abra el apetito!

**Antes de nada, como ya os explique, debido a problemas perdí prácticamente todas la fotografías del viaje por lo que siento si en algunos sitios no puedo mostraros con imágenes los platos que pedimos, solo tengo aquellas que envíe mal hechas por WhatsApp para dar envidia**

Bar el Globo

El primer día decidimos cenar en un bar de pintxos, porque ir a Bilbao y no comer pintxos es ilegalisimo.

Nosotras elegimos tras un poco de búsqueda previa en internet ir al Bar el Globo, en el centro de la ciudad muy cerca de nuestro hotel.

El local estaba repleto de gente y tiene como dos zonas, una de barra donde tomar pintxos y otra de mesitas bajas para sentarse y cenar a gusto. Tuvimos mucha suerte, pues pese a no tener reserva la camarera majísima nos encontró un hueco en zona de barra y en cuanto quedó una mesa libre en la otra zona nos pasó dentro.

Al parecer, si estas en la zona de restaurante puedes pedir ambas cartas la de pintxos y la normal, sin embargo, si estas en barra solo lo que tengan en ella. Nosotras queríamos probar un poco de todo asique de nuevo la camarera nos atendió de maravilla y nos aconsejó que pedir.

Tarta de limón

Pedimos dos pintxos de foie a la plancha, porque estaban demasiado buenos como para solo pedir uno, otro de txipirón y otro de salmón que a mi me encanta. Todos ellos rondaban los 2€ nada mal la verdad.

Aparte del menú pedimos una ensalada fresquita sin más y una ración de croquetas de jamón, estás eran redonditas y pequeñas pero venían como unas 20 y no os exagero había muchísimas más de lo que viene siendo una docena. La verdad es que a mi madre la encantaron, literal dijo que le recordaban a las de mi abuela, es decir, que para ella estaban insuperables, os las recomiendo al 100%.

Por último, pedimos una tartita de limón que estaba riquísima, la volvería a pedir si volviera.

Como os digo el sitio estaba llenísimo y había poco personal, sin embargo, la atención fue estupenda, la camarera no daba abasto y aun así iba rapidísimo e hiper amable. El único pero de este sitio fue el tamaño de las botellas de agua, tuvimos que pedir 5 entre las dos porque eran muy muy pequeñas y hacía muchísimo calor.

La cena en total nos salió en torno a los 15€ por cabeza, nada mal.

Restaurante Berton

En nuestro segundo día comimos por el casco viejo, en esta ocasión reservamos en el Restaurante Berton, el cual parece tener más de un local en la ciudad.

En esta ocasión la dinámica era parecida a la del anterior restaurante, podías comer en barra o en el restaurante, pero al contrario que en el otro bar si te sentabas en barra solo podías consumir pintxos y si te sentabas en mesa solo podías consumir mesa y la verdad los precios entre un sitio y otro tenían una diferencia abismal.

Nosotras sin conocer esta diferencia nos sentamos en mesa, el camarero mas antipático, que la de la noche anterior, nos explicó el tema de la comanda.

En está ocasión al ser más caro no pedimos nada para compartir, mi madre se pidió un bacalao al Pil Pil, que no la hizo mucha gracia, y yo un solomillo de vaca vieja que estaba riquísimo, pero estando en el norte no esperábamos menos.

De postre pedimos pastel vasco y tarta de queso, que sinceramente no era la mejor que he probado aunque el pastel vasco no estaba nada mal.

El sitio era acogedor y bonito, pero los precios elevados y el servicio un poco borde. Yo la verdad que no os recomendaría comer aquí teniendo otras opciones por Bilbao.

En total la comida nos salió carilla, unos 35€ por cabeza aproximadamente.

Pastelerias Urrestarazu

En nuestra última cena, estábamos tan cansadas que decidimos parar en una de las pastelerías míticas de la ciudad la Pastelería Urrestarazu a comprar pasteles para cenar.

Compramos los más míticos, carolinas, pasteles de arroz, hojaldre y un par más que tenían buena pinta. Estaban todos de 10.

Os recomiendo este plan para probar distintos pastelitos:)

la roca BILBAO

Junto a la parada de los pastelitos decidimos coger también un par de pintxos por el camino, asique paramos en el Bar La Roca.

Escogimos 6 distintos, con gambas, salmón, alguno en tempura e incluso con pollo frito pero la verdad es que este plan no lo repetiría. Nada que ver con los pintxos que cenamos el primer día en el Bar Globo.

En total estos junto con los pastelitos no nos gastamos más de 12€ por cabeza o así, una cena diferente y asequible en el hotel 🙂

Un comentario en “Dónde comí en Bilbao

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s