Experiencia gourmet

Febrero ha sido un mes repleto de nuevas sensaciones, cambios y experiencias.

Debo reconocer que uno de mis restaurantes favoritos de Madrid es el Yakitoro by Chicote, al cual solemos ir en ocasiones especiales. Sin embargo, el San Valentin de este año decidimos probar un restaurante nuevo para nosotros, Gourmand Atelier Belge y hoy os vengo a contar como fue mi experiencia allí.

No suelo ser de esas que se atreven a probar comida nueva, soy bastante básica y tradicional en ese aspecto y suelo ir a lo seguro casi siempre. Sin embargo, mi chico decidió llevarme a cenar un menú degustación a este exquisito restaurante.

En San Valentín únicamente había menús degustación y nosotros decidimos escoger el Creación con maridaje de cervezas, básicamente porque tenia dos postres en lugar de uno y otra cosa no, pero postrera soy un rato.

El menú 

Iniciamos las cena con un pequeño aperitivo que consistía en coliflor con chocolate blanco y huevas de salmón, que estaba realmente exquisito, me hubiera comido un plato entero, la verdad, acompañado de unos falsos raviolis rellenos de jamón y queso y mini mini tostas de chalotas caramelizadas, riquísimas también.

A esto le añadieron una degustación de cuatro panes artesanos con mantequillas aromatizadas que eran muy extrañas e impresionaban la verdad. Si veis en la foto la mantequilla gris, esa fue la que mas me impresiono porque sabia a carbón, literalmente me transporto a una barbacoa al humo del carbón.

Y por último una crema de mejillones con espuma de salvia que estaba tan malo que no hice ni foto.

IMG-20180215-WA0009

  1. El primer plato del menú fue el buey de mar que llevaba pepino, aguacate y burata. Sinceramente no me terminó de gustar, el buey estaba riquísimo pero la mezcla de sabores no me termino de gustar.

 

IMG-20180215-WA0000

2. Foie mi Cuit fue el segundo plato que degustamos, mi chico tenia muchas ganas de él, pero sinceramente no me gusto nada.

Tenia manzana caramelizada, coliflor ahumada, helado de caña santa y espuma de canela y por separado estaba rico pero la mezcla era demasiada intensidad de sabor.

Mi paladar no esta acostumbrado a este tipo de mezclas.

Y con cada cambio de plato una nueva cerveza distinta para acompañar.

 

3. El tercer plato y el mejor con diferencia fueron las vieiras rellenas que llevaban manitas de cerdo confitadas, picante de zamburiñas y langostinos, apio verde frito y aceite de chorizo.

 Debo decir que fue mi plato favorito del menú. Todo el conjunto estaba realmente exquisito. IMG-20180215-WA0008IMG-20180215-WA0007

4. Pez Espada con salsa dijonnaise, judías verdes con panceta ibérica adobada, Gnocchis artesanos, puerros confitados, kimchi y mejillones con agar de perejil cortado.

Un plato riquísimo, creo que era la primera vez que probaba este pescado y me encantó y los gnocchis deliciosos, para mi gusto sobraban los mejillones pero porque a mi no me gustan.

IMG-20180215-WA0001

5 El último plato del menú fue el lomo de ciervo que venia acompañado de puré de zanahoria, puré de apio nabo, tuétano semilíquido, salsa arlequín y airelles.

Este fue otro de los platos que por separado riquísimo junto malísimo. La carne estaba de 10 y los pures de zanahoria y el tuétano semilíquido estaban super ricos. Los demás no tanto.

¡Por fin los postres! ( es lo que mi estómago postrero aclamaba hasta que llegaron … )

IMG-20180215-WA0006

El primero de los dos postres fue el helado de queso “Herve” que, por desgracia rompió duramente mi corazon. Tenia chutney de mango con chile de árbol, aire de cerveza de abadía, mole y grissini de mole.

El chef nos explico que era un queso fuerte, pero mi estomago no imaginaba cuanto. Sabia a queso de vaca recién ordeñada. Malo malo malo y si lo mezclabas con los demás sabores al ser tan fuertes era aún peor.

Sufrí mucho porque tenia muchas ganas y quedaba feo no comérselo después de oir al chef con que amor explicaba su creación, que por si no queda claro, estaba malísimo.

img-20180215-wa0002.jpgY por último el segundo postre que era de chocolate, otro de los ingredientes que mas me gustan en el mundo. Sin embargo, este chocolate especiado era (uf) diferente.

Tenia buena pinta el problema es que al estar especiados no sabia a chocolate en condiciones, si alguno si pero otros tenían demasiadas especias para mi gusto simplón.

IMG-20180215-WA0005Sin duda, ninguno de los postres me gustó, pero me comí todo por educación además tuve suerte que estos menús el plato es pequeño. Y ya que menciono los platos, que sepáis que todos eran monísimos, el mas ideal el del helado de queso aunque parezca irónico.

Por último nos pusieron un mini granizado de gintonic y una chocolatina como cortesía.

He de decir, que el trato fue inmejorable, pese a que no me gusto el 100% de la comida, el servicio y el chef fueron muy amables y considerados. Y eso sumado al lugar que tenia un toque belga muy mono decorado con sus colores y elementos típicos y a la maravillosa compañía que tuve esa noche, fue una velada que me encantó vivir.

He descubierto que no soy de estomago fino para este tipo de menús degustación, sin embargo me gusto mucho haber probado este tipo de cenas 🙂

 

 

Anuncios

One response to “Experiencia gourmet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s