¡Primer viaje del año! . Dia 1 Noche en Múnich

¡Buenos días y feliz año nuevo!

Hace poco os conté como empezó mi 2016 y hoy 2 años después he vuelto a empezar el año igual, viajando.

Esta vez el viaje fue con amigos, muchos mas días y muchos mas lugares que os vengo a contar 🙂

Primera parada: MUNICH. 

La primera parada de este viaje fue Múnich, nuestro destino inicial y el grueso del viaje era Dinamarca, concretamente Copenhague, pero por tema de vuelos, economía y escalas, nos rentaba y mucho hacer una pequeña parada de unas diez horas en Múnich. Y allá que fuimos.

Como todos los viajes con amigos comenzó un poco caótico, que si yo voy 2 horas antes al aeropuerto, que si yo como allí y ya os espero, que si yo paso de esperar y mejor voy 15 minutos antes del embarque y así. Os podéis imaginar.

Una vez nos encontramos todos en el aeropuerto por motivos de la compañía aérea nos hicieron facturar la maleta lo que, aunque me da un miedo horrible, nos vino genial para en Múnich no tener que dejar las maletas en ninguna consigna.

Cuando llegamos a Múnich era tarde por lo que nos dirigimos en taxi al centro de la ciudad, he de decir que al ser 5 nos pillamos un taxi tan grande que daba miedo tocarlo por si rompíamos algo, parecía una limusina por dentro, era espectacular.

El taxi nos dejo en Marienplatz la cual es impresionante y verla vacía todavía hace mas bonita la catedral que encierra, allí también esta el antiguo ayuntamiento.

Antes de nada decidimos cenar en un restaurante llamado Schneider Brauhaus que tenia un sin fin de cervezas y refrescos que parecían artesanales y zumitos, que aquí alguno se pidió zumo. Yo probé una especie de Coca-Cola súper rica, aunque realmente no se que era. Y la comida estaba también genial, buena relación calidad-precio la verdad.

Estuvimos allí hasta que nos echaron del restaurante porque cerraban.

De ahí fuimos a dar vueltas y a callejear por la ciudad de noche, la verdad es que el centro es muy fácil de ver callejeando por las calles principales y sus paralelas. He de decir que aunque no se ve igual de bonito, las ciudades ganan un plus sin turismo. Llamarme rara pero las ciudades desiertas me encantan 🙂

La noche nos dejo solos en la ciudad asique decidimos ir a tomar unas cervezas a un pub irlandés llamado Irish Pub Dubliner enfrente del famoso Hofbräuhaus am Platzl que ya había cerrado, estuvimos en ese bar tomando cervezas hasta que nos echaron porque cerraban.

El bar tenia buena pinta y estaba llenísimo cuando llegamos, he de añadir que era pequeño asique con poca gente ya estaba lleno. Cuando cerraron quisimos dar una ultima vuelta pero comenzó a llover y mis amigos ya iban un poco piripis. 

Decidimos volver al aeropuerto porque se acercaba la hora y mejor hacer tiempo tranquilos allí.

El caos para volver fue monumental, pillamos un taxi no tan guay como el de la llegada pero con un conductor bastante comprensible porque mis amigos se estaban portando como niños, literalmente como niños. Os lo resumo tal que asi: uno iba durmiendo, otro dando collejas a los demás y el último sin parar de decir que se hacia pis. Menos mal que también llevábamos a un padrazo que se hizo cargo de los niños jaja

A pesar de eso el primer dia fue de maravilla y Múnich nos dejo un montón de anécdotas que no os puedo contar por el momento. No descarto volver en alguna otra ocasión a Alemania y visitar esta ciudad de dia.

Pero por el momento, Copenhague nos esperaba 🙂

Anuncios