Noruega, 3 días por Oslo y alrededores.

¡Buenos dias y Feliz año nuevo! Nuestra ultima gran aventura del año 2019 fue un viaje a Islandia, uno de nuestros lugares soñados, con parada de tres días en Noruega que aprovechamos al máximo y una pequeña escala en Lituania.

Hoy os vengo a contar como fue esa primera etapa de nuestra última gran aventura 🙂

En esta ocasión no viajamos en pareja si no que nos acompañó una amiga, íbamos haber sido mas de tres personas cuando comenzamos la organización del viaje, pero siempre hay quien a última hora se desmatricula y deja pasar la oportunidad.

Nuestra primera etapa fue en Noruega, concretamente a Oslo, su capital. Donde pasamos tres días.

Decidimos coger un airbnb cerca de Oslo pero a las afueras de la ciudad, algo que fue un gran acierto, ya que fue barato y era un piso espectacular. Así mismo, alquilamos un coche con Sixt aunque lo hicimos desde la página de Autoeurope, bastante recomendable la verdad ya que el trato fue bueno y pese a que alquilamos un Ford Fiesta de tan solo tres puertas nos dieron un Suzuki grande en muy buenas condiciones.

Debéis de tener en cuenta antes de viajar a Oslo y alquilar un coche, que esta ciudad tiene numerosos peajes de entrada y salida que no cubre ningún seguro ni compañía, sobre todo si teneis un presupuesto limitado o si quereis gastar poco, asique tener en cuenta ese gasto extra.

Yo sinceramente os recomiendo alquilar un coche, así como, en otros viajes os he recomendado una tarjeta transporte aquí considero que fue todo un acierto alquilar el coche sobretodo si viajáis acompañados y compartís gastos.

Comienza la aventura

Cuando recogimos en el aeropuerto nuestro coche decidimos ir a hacer la compra, Noruega es un pais muy caro y todo lo que nos pudiéramos ahorrar en comer en restaurantes, lo ahorraríamos. Otra cosa que os aconsejo también, ya que nuestro gasto en comida en esta primera etapa no supero los 30euros por persona.

Después de hacer la compra y descargar todo en el apartamento, decidimos ir a conocer Oslo por primera vez.

Ya se nos habia hecho muy tarde, puesto que en Noruega los limites de velocidad son menos permisivos que en España y eso hace que tardes mas en llegar. Decidimos pues ir a visitar la Fortaleza de Arkesus , de libre acceso.

El coche lo dejamos en un sitio que al parecer según la multa que nos pusieron no se podía aparcar, porque al parecer no hay demasiadas zonas de libre aparcamiento sin pagar antes y lo que nosotros creíamos que era un aparcamiento pues no lo era. Asi que para que no cometáis el mismo error os recomiendo que os descarguéis la siguiente app : EasyPark una app muy muy útil que os muestra los aparcamientos que hay cerca y desde la que puedes pagar cómodamente el tiempo que estés ni mas ni menos. Si nosotros la hubiéramos conocido el primer dia no hubiéramos tenido un regalo noruego en nuestro parabrisas :/

Entramos en la Fortaleza que es de libre acceso y se entra directamente cruzando un puente elevadizo, también se puede visitar por dentro el castillo pero solo con visita guiada. Y en apenas una hora se puede ver el resto de la fortaleza de manera gratuita y la verdad que es super bonito, sobre todo por sus vistas al fiordo de Oslo.

Itinerario primer dia:

  • Fortaleza Arkesus

Segundo día.

El segundo dia lo dedicamos a ver pueblecitos con encanto cerca de Oslo. Estuvimos investigando e hicimos una criba de los que considerábamos los mas bonitos y cercanos.

Nos hicimos unos bocadillos y nos pusimos en marcha.

Nuestra primera parada fue Fredikstad un pequeño pueblo medieval que tiene su casco antiguo fortificado al cual se accede por un puente y alrededor tiene pequeños lagos y canales que se adentran y forman una especie de estrella alrededor de esta parte amurallada, creando un entorno muy bonito. Dentro de la zona encontramos multitud de antiguos cañones y unas casitas con colores en tono pastel de madera muy bonitas.

Además de su catedral tiene un monton de barecitos y restaurantes con cierto encanto, además de tiendas de souvenirs. También entramos a una galeria de arte de libre acceso donde artistas locales tenían expuestas sus obras por si algun curioso quería comprarlas.

Recorrimos esta zona entera en apenas dos horas y aprovechamos a desayunar en uno de sus bares que no eran precisamente baratos, algo que nos sorprendió fue tarde que abrieron allí los bares, en torno a las 12 de la mañana.


Tras desayunar pusimos rumbo al siguiente punto de nuestra ruta de hoy, Drobak, este es uno de los pueblos mas famosos cerca de Oslo y que nos recomendó visitar un amigo.

Este pueblo me pareció bastante cuco con las casitas de colores y madera, además de las increíbles vistas que tenía. Aparcamos cerca del acuario a orillas de la playa, donde mas tarde comimos. Y caminamos hasta el centro del pueblo para entrar en la casita de Papá Noel que no es mas que una tienda de regalos super bien decorada con varias plantas.

Después dimos un paseo hasta su iglesia situada al lado de un parque con unas vistas increíbles donde disfrutamos de ellas un buen rato tranquilos.

Volvimos para la playa y comimos en un banco con nuestras super vistas y tranquilidad. Me pareció un pueblo que trasmitía mucha paz aun teniendo mucha mas gente caminando por sus calles que la anterior parada.


Por último decidimos ir a Drammen, concretamente a su mirador que se llama Spiral por algo y es que teneis que cruzar un túnel y ascender dando vueltas y vueltas y vueltas y vueltas, realmente no se cuantas dimos pero no nos lo esperábamos y salimos hasta mareado, luego la bajada se nos hizo mas corta y amena.

Cuando terminas de dar vueltas llegas a una gran explanada donde por 3´5€ puedes aparcar y pasar allí el dia. Hay bastantes rutas de senderismo por la zona y un restaurante. Nosotros solo caminamos un poco y disfrutamos de las impresionantes vistas a la ciudad.

Por último, decidimos volver a Oslo y visitar uno de los parques que mas lejos por asi decirlo del centro estaban y que estaba dentro de los imprescindibles en una visita a Oslo, El Parque del Vigeland. Cuando llegamos vimos el mapa de la zona y la verdad es que parece mas grande de lo que es, aun así no se ve en 5minutos, es una zona genial para dar un paseo y disfrutar de la tarde. Nosotros decidimos hacer todo el recorrido para verlo entero, se nos hizo tarde y oscureció. Algo que me pareció muy curioso es que había una zona del parque que no tenía iluminación y habian colocado junto al paseo velas para iluminarlo y la verdad me pareció muy mono.

Anocheció y volvimos al apartamento.

Itinerario segundo dia:

  • Fredisktad
  • Drobak
  • Drammen Spiral
  • Parque Vigeland

Tercer día

En nuestro tercer día decidimos visitar Oslo, nos tocó volver a hacer compra por lo que tardamos un poco más en llegar al Centro de la ciudad.

Aparcar en Oslo es caro tenerlo en cuenta, este dia solo en parking nos gastamos 30 euros, que alfinal son 10 por persona pero ya es dinero.

Nuestra primera parada fue el Museo de Barcos Vikingos, el cual te hacen descuento por ser estudiante, algo que viene muy bien. Si no el precio oscila a un poco mas de 8 euros, algo que no vimos en la pagina web y que allí nos informaron es que con la entrada a este museo tienes 48horas para entrar gratuitamente al Museo Cultural Histórico que esta en el centro de la ciudad. Resulta que este otro museo cierra los lunes asique nosotros no pudimos aprovecharlo al irnos al dia siguiente asique tenerlo en cuenta si teneis pensado ir mas dias a Oslo entrar en ambos museos por el precio de uno esta bastante bien.

El Museo de Barcos Vikingos, no es que me encantara, me gustó pero me esperaba bastante más. Los tres o cuatro barcos que tenían expuestos eran impresionantes pero no habia mucho más que ver además de varios utensilios vikingos y un poco de historia sobre ellos. Sinceramente, me gustó pero me esperaba más. Yo personalmente os lo recomiendo y lo amortizáis si visitáis el otro museo que entra en el precio, si no, es algo caro para lo que ofrece en mi opinión.

Pero si este me dejo con un sabor de boca extraño el siguiente museo fue peor.

Teniamos pensado visitar el Museo Nacional del Pueblo Noruego, pero es al aire libre y llovía bastante asique nos saltamos esa parada y continuamos nuestra ruta.

Después de visitar el Museo de los Barcos Vikingos, decidimos ir al Museo Munch Donde esta uno de los bocetos del famoso Grito, el de colores más cálidos que el autor realizó previo a la entrega del “Grito” oficial por asi decirlo. Esperaba también un gran museo de esos que mínimo te lleva varias horas verlo sinceramente y se quedo literalmente en tres tristes salas.

El precio del Museo Munch se acerca a los 10-12 euros y salvo que seáis unos amantes del arte o que tengáis muchísimo interés en ver el famoso cuadro, sinceramente, no merece la pena. Es cierto que debo decir que mucho estaba en obras, pero deberían reducir el precio en estas ocasiones. Unicamente tenia tres salas y no muy grandes. Entramos en la primera sala y pintaba bastante bien, cuadros del famoso pintor Edvard Munch más de algun otro famosete y al final la obra maestra por la que habíamos venido, que si, era impresionante he de reconocer. Tras esa sala nos encontramos una con cuadros pequeños muy amontonados colgados en la pared, preciosos si pero casi no se podían admirar bien de lo juntos que estaban unos de otros. En esta sala también habia varios bocetos algo mucho mas feos en una mesa gigante en el centro. Por último una sala con dos cuadros. Fin de la visita.

Decidimos omitir los museos de lo que nos quedaba de dia viendo lo visto. Aparcamos a 10 minutos andando del Castillo Real y su Jardín donde comimos e iniciamos desde allí nuestra caminata.

Lo bueno que tiene Oslo es que mucho de los puntos turísticos y de interés estan en línea recta desde el Castillo hasta la Opera.

Comenzamos en el Palacio Real donde comimos en un banco y desde allí caminamos, lo primero que te encuentras es el Teatro Nacional justo enfrente del Museo Cultural Histórico, continuando en línea recta nos encontramos al final de la avenida con el Edificio del Parlamento. Un poco mas adelante paseamos por una zona de tiendas peatonal dejando a la izquierda su Catedral, la cual me imaginaba mas grande y que si pasas un poco rápido ni te fijas en ella, aunque la zona en la que esta situada es muy bonita.

Sin perder el rumbo y en línea recta todavía nos encontramos la Estación Central que por dentro tiene una gran zona para comer y tomar algo, y eso hicimos.

Desde allí ya solo nos quedaba cruzar la calle y habríamos llegado al último punto marcado en nuestro itinerario de imprescindibles, la Opera. Este edificio me gustó muchísimo, solo por el hecho de que podias escalar, por asi decirlo, su fachada hasta llegar a la parte superior del edificio y admirar sus vistas.

Después de eso deshicimos el camino y volvimos al coche por la calle principal, como nos comenzó a llover fuerte decidimos refugiarnos e irnos a pasar la tarde/noche calentitos en el apartamento porque al día siguiente nos íbamos a ¡LITUANIA!.

Itinerario tercer día:

  • Museo Barcos Vikingos
  • Museo Munch
  • Palacio Real
  • Teatro
  • Parlamento
  • Catedral
  • Estacion Central
  • Opera.

Espero que os sirva este resumen de nuestra visita a Oslo, en General os diré que me gustó mucho mas visitar pueblecitos cercanos a Oslo que la ciudad en sí, sin quitarle su mérito por supuesto, para mí lo mejor su Opera pero en mi opinión si vais centraros en conocer los alrededores porque es donde realmente esta lo bonito de esta parte de Noruega.

5 comentarios en “Noruega, 3 días por Oslo y alrededores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s