Venecia y Murano, en 3días.

 

Buenos días:) No hay nada mejor como empezar el año de viaje, en un hotel de 5 estrellas con desayuno bufe y vistas de una preciosa ciudad y el mar desde la ventana. Parece un sueño ¿no?, bueno pues no, asi comencé yo mi 2016 y hoy vengo a contaros como fue.

Señor regalazo.

Regresamos a España por navidad y mis suegros nos tenían preparado como regalo un viaje a Venecia, el dia 2 de Enero, puesto que para ir a Maribor, cogíamos vuelo hasta allí y luego GoOpti. Pero nunca habíamos salido del aeropuerto a ver la ciudad, por lo que nos regalaron el vuelo en businness (debido a tanto equipaje que llevábamos) y dos noches de hotel, en un señor hotelazo.

Obviamente no lo rechazamos, hay que estar muy loco para ello, y con las maletas llenas de comida española para no pasar hambre el resto del erasmus, nos fuimos 🙂

Comienza el viaje.

Cuando llegamos a Venecia decidimos comprar la City Pass, de todas las tarjetas de transporte público, esta fue sin duda la que más amortizamos, así que os la recomiendo muy encarecidamente. Nos costo unos 79€ en total, casi 40 por persona, pero como ya sabéis, la cogimos con transporte ilimitado, incluido toda Venecia y sus islitas al rededor, para 72h. Vamos que esta genial.

Cogimos un autobús hasta la Piazzale de Roma, donde cogimos nuestro primer barco, estaba al ser urbano y tal, llenísimo de gente. Al bajarnos se nos rompió el segundo y ya ultimo asa que le quedaba a la pobre maleta de Markel, y si reconozco que fue mi culpa. Empezamos un poco torpes porque desde la parada a nuestro hotel había como tres puentes con escaleras y las maletas pesaban muchísimo, una rota, llovia, enfin un caos. Caos que termino al entrar en nuestro señor hotel.

Tuvimos la suerte de alojarnos en el Hilton Molino Stucky de Venecia, un hotelazo de 5 estrellas, IMPRESIONANTE. Que además contaba con un puesto de nutella, yo me enamore de aquel puesto. La habitación estaba genial con vistas al canal, muy bonito la verdad. No pudimos subir a la azotea del hotel, puesto que en enero permanecía cerrado.

Como siempre pillamos los vuelos tempranitos para aprovechar al máximo el día, por lo que organizamos un poco la habitación, descansamos 15 minutillos y nos fuimos. ¡Había mucho que ver!

Venecia.

Desde nuestro hotel, volvimos a coger el barco urbano (no se si se dice así pero yo me entiendo) y fuimos en primer lugar hasta la Plaza de San Marcos, estaba llena de gente pero era espectacular, me gusto muchísimo. Y desde allí decidimos callejear, hasta dar la vuelta y llegar de nuevo allí. Callejeamos todo lo que pudimos y mas, porque Venecia es una ciudad para Callejear. Si no callejeas no sabes la de cosas bonitas que te puedes perder sin darte cuenta, cosas que no vienen en las guías de viaje pero que realmente merecen la pena.

Callejeamos perdiendo la noción del tiempo y comimos con la hora justa, porque allí a la 3 y media 4 esta todo cerrado, ya no se puede comer. Encontramos de casualidad un restaurante abierto, con la pegatina de trip advisor, no recuerdo el nombre pero espero que la gente no les puntué muy bien, sinceramente. Porque 9 € se llevaron en la cuenta por la cara! 5 por usar los cubiertos y 4 que se agenciaron de propina en la cuenta, asique obviamente no dimos ni las gracias ni dejamos de más claro.

En Italia los restaurantes son así, si ves que el plato es de un precio normal y aceptable, prepárate para el sablazo por los cubiertos y su propina. Yo me quise llevar los cubiertos, porque los había pagado, pero decidí comportarme.

Tras este inciso decidimos ver un poco mas todo hasta que volvimos a nuestro punto de Partida. Estábamos agotados y decidimos coger un barco que nos llevara de vuelta al hotel donde descansamos hasta la hora de cenar, no sin antes probar las famosas crepes de chocolate que ofrecían en el puesto de nutella del hotel claro.

Cenamos aquel día en la misma calle del hotel, en un restaurante muy de barrio pero con una pinta excepcional y con camareros simpáticos!. Nos cobraron también mucho por todo, pero tenían una panacota, de mírame y no me toques que me derrito. Estaba deliciosa. Imprescindible probar una de estas allí.

Segundo día, Murano.

En primer lugar destacar el increíble buffé de desayuno que tenia nuestro hotel, era el mejor en el que he estado, y he estado en muchos geniales, pero este superaba y mucho a todos lo anteriores y a los futuros.

En nuestro segundo día decidimos irnos a ver Murano, siempre la habían pintado como una islita con todas las casas de colores muy bonitas y tal, bueno pues a mi no me pareció tan bonito todo como lo pintaban. El camino en barco estuvo genial, porque eran muy bonito todo sinceramente pero cuando llegamos allí, estuvimos bastante poco allí porque nos llevamos un chasco, creíamos que iba a ser mucho mas bonita.

Asique lo vimos y nos volvimos a Venecia. Decidimos que mas que andar íbamos a ver todo lo que todavía no habíamos visto saliendo de la zona de la plaza de San Marco y sus miles de callejones, por lo que de ahí fuimos cogiendo el barco y parando en cada parada, de lado a lado del gran canal íbamos parando en casa parada, viendo así, la Basílica de Santa Maria y alrededores, además de las galerías de arte, museos y palacios, que nos encontrábamos por el camino hasta llegar al puente Rialto, donde decidimos dar la vuelta porque ya era tarde.

Por la tarde, hicimos lo mismo vuelta la hotel y descanso hasta la hora de cenar, esta vez se nos fue la hora muchísimo, y tuvimos que cenar en un McDonald, que siempre están ahí para rescatarnos. De lo tarde que era, no había un alma por la calle y pillamos creo el ultimo barco de regreso al hotel.

Ultimo día.

El ultimo día, decidimos coger un barco hasta la Piazzale di Roma, donde teníamos que coger de nuevo el bus para regresar al aeropuerto donde un GoOpti vendría a por nosotros, asique cogimos el barco que daba la vuelta más larga para poder disfrutar un poco mas de aquella maravillosa ciudad, pero esta vez nos sentamos sin hacer paradas puesto que íbamos muy cargados.

Venecia es una ciudad con muchas cosas excepcionales, es una pena que tienda a desaparecer con los años debido a su situación de vida con el agua, pero para esto queda tantísimo que habrá que disfrutar hasta entonces 🙂

La verdad es que pese a los miles de turistas que había, es impresionante, me gusto muchísimo este viaje, no se si el hotel ayudo, que probablemente, pero fue un viaje genial. Os lo recomiendo encarecidamente.

Anuncios

6 respuestas a “Venecia y Murano, en 3días.

  1. “no hay nada peor para el espíritu aventurero del hombre, que la idea de un futuro estable”, Into the wild. Este libro me cambió la vida, puede que te guste. Para que sigas descubriendo en las pequeñas cosas de este planeta, la magia de vivir exprimiéndola. Para que sigas sonriéndole a la vida que sin temores, la vida es maravillosa.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s